CINCO SÍNTOMAS ALARMANTES QUE INDICAN ENFERMEDAD DE LA TIROIDES: IGNORARLOS PUEDE TRAER GRAVES CONSECUENCIAS.

Si no se trata, el hipotiroidismo puede elevar los niveles de colesterol y aumentar la probabilidad de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco. La glándula tiroides es una glándula tiroides con forma de mariposa ubicada frente al cuello.

Produce hormonas que controlan la velocidad del metabolismo. Los trastornos de la tiroides, una afección llamada hipotiroidismo e hipertiroidismo, provocan cambios en la producción de hormonas tiroideas que pueden ralentizar o acelerar el metabolismo.

Cuando los niveles hormonales se vuelven demasiado bajos o demasiado altos, se puede experimentar una amplia gama de síntomas. Estos son los síntomas más comunes que pueden ser un signo de enfermedad de la tiroides. Síntomas comunes que indican un trastorno de la tiroides:

– Aumentar o disminuir de peso

El cambio de peso inesperado e inexplicable es uno de los signos más comunes de un trastorno de la tiroides. La disminución de la producción de hormonas tiroideas, específicas del hipotiroidismo, puede provocar aumento de peso. Por el contrario, el aumento de la producción de hormonas tiroideas, específicas del hipertiroidismo, puede provocar pérdida de peso.

– Hinchazón del cuello

La hinchazón del cuello es una señal visible de que algo puede estar mal con la glándula tiroides. El bocio o la hinchazón pueden ocurrir en ambos trastornos de la tiroides: hipotiroidismo e hipertiroidismo. A veces, la hinchazón en el cuello también puede ser una indicación de cáncer de tiroides o nódulos tiroideos, bultos que crecen en la glándula tiroides.

– Cambios en la frecuencia cardíaca.

Las hormonas tiroideas afectan a casi todos los órganos del cuerpo y pueden afectar el funcionamiento normal del corazón. Las personas con hipotiroidismo pueden notar que su frecuencia cardíaca es más lenta de lo habitual. El hipertiroidismo, por otro lado, puede causar latidos cardíacos rápidos. También puede causar presión arterial alta y una sensación de temblor en el corazón, así como otros tipos de palpitaciones cardíacas.

– Cambios de humor y energía.

Los trastornos de la tiroides pueden tener un impacto significativo en los niveles de energía y el estado de ánimo. Las personas con hipotiroidismo a menudo se sienten cansadas, débiles y deprimidas. Las personas con hipertiroidismo a menudo experimentan ansi5dad, inquietud e irritabilidad y tienen problemas para dormir.

– Mayor sensibilidad al frío o al calor.

Los cambios en la producción de hormonas tiroideas pueden afectar la capacidad de regular la temperatura corporal. Las personas con hipotiroidismo son más propensas a sentir frío, mientras que las personas con hipertiroidismo suelen experimentar calor que fomenta aún más la sudoración excesiva.

Si nota alguno de los síntomas anteriores y sospecha que puede tener un problema de tiroides, programe una cita y obtenga las pruebas de hormona tiroidea necesarias. Las personas con antecedentes familiares de enfermedad de la tiroides tienen un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de trastorno. Por lo tanto, es aconsejable realizarse exámenes de tiroides con mayor frecuencia.

Si no se trata, el hipotiroidismo puede elevar los niveles de colesterol y aumentar la probabilidad de sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco. En casos graves, niveles muy bajos de hormona tiroidea pueden causar pérdida del conocimiento. De manera similar, el hipertiroidismo no tratado puede causar problemas cardíacos graves y fracturas de huesos.

RECUERDA GUARDAR ESTE PIN Y SEGUIRNOS EN PINTEREST @FAMILIA SALUDABLE

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS Y FAMILIARES, GRACIAS Y QUE DIOS TE BENDIGA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

'