Como debes preparar la hoja de laurel

No obstante, esta hoja también es excepcionalmente extraordinaria para nuestro bienestar. Las hojas rectas se utilizan para la planificación de un aceite restaurador increíble que tiene características específicas que son muy útiles para nuestro bienestar y que puede hacer en casa. Limpia el colon, Incrementa y anima el proceso de transpiración.

Asimismo, las hojas de laurel son capaces de regular los niveles de azúcar en la sangre, pudiendo ser utilizadas para ayudar en el tratamiento de la diabetes. El laurel también puede ser utilizado para tratar problemas de la piel, como dermatitis, siendo recomendado en este caso su uso tópico; no obstante, es importante que su uso sea indicado por el médico, puesto que puede desencadenar reacciones alérgicas.

El té es una óptima alternativa para aprovechar todos los beneficios de las hojas de laurel, siendo considerado una buena opción para la mala digestión, ansiedad y estrés, por ejemplo. A continuación te enseñamos cómo preparar este sabroso Te de laurel.
Efectivamente se utiliza para el tormento articular y para tratar las venas varicosas. Incrementar la acción mental en general.

Pero además, a través de dicha eliminación de líquidos no sólo eliminamos toxinas sino que reducimos la presencia en nuestro organismo del ácido úrico, por lo que el laurel resulta beneficioso para aquellas personas con problemas circulatorios, o bien para las que padecen gota o enfermedades hepáticas.

Estos mismos principios activos también tienen la propiedad de mejorar y estimular el apetito por lo que, en ciertos tratamientos de fitoterapia destinados a personas que necesitan ganar peso, se recomiendan las infusiones de laurel antes de las comidas principales.

¿Cuáles son los posibles beneficios de tomar té de hojas de laurel?
Entre los principales beneficios se encuentran:

1. Tratar el cáncer
Según un estudio, el extracto de hojas de laurel podría ser una opción natural para matar las células cancerosas y ayudar a la apoptosis (muerte celular programada), especialmente en casos de cáncer de mama.

Aunque esta investigación suena muy esperanzadora, no determina las cantidades que se deben consumir del té de hojas de laurel para este efecto. Por este motivo, aún se necesitan más investigaciones al respecto.

2. Reducir los niveles de glucosa
Según un estudio publicado en Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition y realizado en personas con diabetes tipo 2, después de 30 días, los participantes que consumieron las hojas de laurel tenían una disminución significativa de su glucosa en ayunas de 21 a 26 %.

Los investigadores creen que este beneficio se debe a que las hojas de laurel tienen un polifenol, el cual cuenta con una actividad que potencia la acción de la insulina.

3. Calmar la indigestión
De acuerdo con un estudio publicado en Food Chemistry, el té de hojas de laurel contiene cineol y eogenol, compuestos que eliminan los gases y evitan la acidez estomacal.

Además, las hojas de laurel contienen enzimas que ayudan a descomponer las proteínas, lo que contribuye a procesar los alimentos de forma más acelerada y a facilitar la digestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

'