Para los hongos de los pies.

El primer paso para eliminar los hongos en los pies con remedios caseros, es identificar el tipo de hongo que se presenta. Los principales tipos de hongos de los pies son: dermatofito (pie de atleta), onicomicosis (infección en las uñas) y ojo de pescado (heloma interdigital). Esta última suele presentarse en la planta de los pies como un callo blanco.

Luego de la identificación del hongo puedes escoger uno de los remedios caseros que listamos aquí para eliminarlo.

Limon: Consigue un par de limones jugosos y exprime es un recipiente. Luego aplica las gotas del limón sobre las zonas afectadas por los hongos y deja actuar por 5 minutos.

Aceite de ajo o ajo molido
El aceite o el ajo molido debe ser aplicado en las zonas afectadas por el hongo 2 veces al día. En la mañana y en la noche. El tratamiento debe durar mínimo 15 días y máximo dos meses (en casos extremos).

Bicarbonato de sodio
En un recipiente pequeño vierte dos cucharadas de agua y agrega una cuchara del bicarbonato de sodio, mezcla hasta que se forme una pasta. Aplica las pasta en las zonas afectadas y déjalos reposar por 5 minutos. Para el proceso final, lava los pies con agua tibia. Este tratamiento los puedes hacer interdiario.

Agua con sal
Vierte medio litro de agua caliente en un recipiente grande, agrega nueve cucharadas de sal y remueve hasta disolver. Finalmente, remoje los pies durante 45 minutos y seque la piel.

Vinagre de Manzana
Mezcla medio litro de agua con medio litro de vinagre en un recipiente grande y remoja los pies durante media hora. El tratamiento debe ser realizado dos veces al día (en la mañana y en la noche antes de dormir).

Preparado de vinagre de manzana ayuda a eliminar los hongos en las uñas de forma natural.

Ingredientes
2 limones.
3 dientes de ajo.
1 rama de romero.
½ vaso de agua (125 ml).
1 vaso de vinagre (250 ml).

Preparación
Corta en rodajas los limones y quita la piel de los ajos.
Pon a hervir el agua con el ajo y el romero.
Deja que se realice la decocción durante unos minutos.
Pasado el tiempo indicado retíralo del fuego para que se enfríe.
Una vez frío, añade el vinagre y el limón.
Remueve bien para mezclarlo todo y cuela.
Aplicación
Antes de aplicarlo sobre tus pies, procura que la zona esté limpia.
Para ello, usa jabón natural y agua y luego sécalos.
Aplica el preparado sobre la zona afectada, cada día, antes de ir a dormir. Evita colocarte calcetines.
A la mañana siguiente, enjuaga y seca bien tus pies antes de colocarte el calzado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

'